ENVÍO GRATIS A TODO CHILE!

Políticas de Envío

Cada compra será procesada y enviada según la opción de envío seleccionada por el cliente. El plazo de entrega depende directamente de la opción de envío elegida y es informada en días hábiles o laborales.

El servicio de Envío Estándar ofrece tiempos de entrega que incluyen los tiempos de procesamiento y fabricación (en caso de ser necesario), y estos van desde los 15 a 25 días hábiles.

Se entiende como día hábil o laboral de lunes a viernes, sin considerar festivos o feriados del país de origen y destino.

El envío es realizado directamente desde fábrica, según el producto comprado, habrá un tiempo de procesamiento de cada compra que va de 2 a 5 días laborales.

Si el pedido completo considera más de una unidad, se enviará cada unidad en un paquete separado con el objetivo de disminuir el costo de envío y disminuir la posibilidad de controles en la aduana del país de destino. Esto generará un número o código de seguimiento individual para cada paquete.

SEGUIMIENTO

Cada compra tendrá un número o código de seguimiento, con el cual el cliente podrá rastrear el estado en que se encuentra su compra. Si ha comprado más de un artículo tendrá distintos números de rastreo según la cantidad de unidades compradas.

El seguimiento será enviado vía email al cliente, al correo indicado en su compra. El plazo de entrega de este seguimiento puede variar de 2 a 5 días hábiles considerando el tiempo de procesamiento de tu compra, que tiene relación con el tiempo que tomará a nuestras fábricas y bodegas asociadas en tomar nota de la compra y procesamiento posterior.

PLAZOS DE ENTREGA

El plazo de entrega de tu compra está directamente relacionada con la opción de envío que el cliente elige al momento de hacer su compra.

De acuerdo a nuestra experiencia, cada opción de envío disponible representa un buen promedio de plazos de entrega, y representa exactamente aquello, un promedio. No es posible entregar un plazo de entrega fijo ya que existen factores  que pueden generar flujos que aceleren o retrasen la entrega como: procesos aduaneros, gestión de las empresas de envío (Correos de Chile), fiscalizaciones de parte de la autoridad aduanera, detenciones imprevistas de los servicio involucrados en el ingreso de productos al país de destino, entre otros.